miércoles, 12 de marzo de 2008

Mírame a los ojos


Hace tiempo que me pregunto si la vida se ve igual a través de tus ojos, si quizá el color que tienen les hace percibir la realidad de forma diferente a la de los míos. Mis aburridos ojos marrones, aburridos hasta que se encontraron con los tuyos, solían ver las cosas negativas de la vida y el peor lado de todo. Sin embargo, tus bonitos ojos verdes, bonitos desde que el mundo es mundo, siempre ven lo especial de las cosas y el lado alegre de la vida.

Ahora, mis marrones ojos ya no son aburridos ni pesimistas. Ahora, gracias a la confianza que les ofrecen los tuyos miran con positivismo y buen humor. Seguro que los médicos dicen que el color del iris no influye en la personalidad, pero yo he comprobado que tus ojos son algo más que un fenómeno genético.

A veces intentas despistarme cambiándolos de color: verdes, azules, más claros, más oscuros... pero es inútil. Cuando miras hay algo que te delata y que distingo facilmente. Será que tus ojos están hechos para que yo los interprete, a modo de señal secreta que sólo los miembros de un selecto club secreto conocen.

No sé si sabes la de cosas que me transmites con la mirada. Sólo sé que mis opacos ojos marrones que estaban solos cuentan ahora con una compañía de lujo en la que verse reflejados, los tuyos. Esos ojos que tanto envidio y que tantas veces te he dicho que adoro.

Espero que no dejes nunca de mirarme a los ojos con esos ojos y de esa forma que tú sabes, pues ya ha pasado mucho tiempo y estoy acostumbrada a encontrar en ellos el consuelo que los míos propios a veces no me saben dar. Parece increíble la poesía que inspiran unos ojos, pero es que los ojos de los que hablo son algo más que pupila, iris y cristalino.

3 comentarios:

^Arateva dijo...

Bueno, he aquí un intento sin pretensiones de escribir algo que me vino a la mente pensando en esos ojos ;-).

Miled dijo...

;) casi haces que lloren estos ojos

ya sabes lo mucho que me gustan esos ojos marrones

^Arateva dijo...

¡¡¡¡(k) (k) (k) (k) (k)!!!!